Hainbat eragilek bultzatzen dute Enpresen Erantzukizun Sozialaren aurrerapen hau:

  • Hiritarren, kontsumitzaileen, botere publikoen eta inbertsoreen asmo eta itxaropen berriak mundializazioaren eta maila handiko aldaketa industrialaren testuinguruan.
  • Irizpide sozialek gero eta eragin handiagoa dute pertsonen edo erakundeen inbertitzeko erabakietan bai kontsumitzaile moduan, bai inbertsore moduan.
  • Jarduera ekonomikoak ingurugiroari eta gizarteari eragindako kalteak sortzen duen kezka gero eta handiagoa da..


* Komunikabideek eta informazio eta komunikazioko teknologia modernoek bultzatutako enpresa-jardueren gardentasuna.

Sozialki erantzulea izatea ez da betebehar juridikoak betetzea soilik, betetzea baino gehiago da, giza kapitalean, ingurugiroan eta solaskideekiko harremanetan “gehiago” inbertitzea da, ikuspuntu etiko, sozial eta ekonomiko batean oinarrituta.

La dimensión de la discapacidad en la RSE ha evolucionado desde una aproximación caritativa hacia las asociaciones de personas con discapacidad hasta la inclusión de dichas personas como uno de sus grupos de interés y como colectivo que no puede ser ignorado en la gestión y las estrategias de  responsabilidad social, y que cuenta con 2 ámbitos prioritarios de actuación dentro de dicha  RSE: Derechos humanos e inclusión social.

Las actuaciones en esta materia no deben ser inconexas y centrarse únicamente en  el ámbito de la acción social, el patrocinio o la filantropía, sino que deben tener un enfoque global y transversal con actuaciones en los ámbitos del empleo, la    accesibilidad o la comunicación, contemplando el colectivo de  personas con discapacidad desde una perspectiva de 360 grados: accionistas, inversores, empleados, consumidores, proveedores, etc.

Si la discapacidad debe ser un elemento que afecta transversalmente a toda la  actividad de la empresa, sus necesidades específicas también deben ser tenidas en todos sus ámbitos: organización, recursos humanos, sistemas de producción, comunicación, procedimientos y protocolos, diseño de productos, prestación de servicios, uso de herramientas tecnológicas, atención a clientes, entornos físicos y tecnológicos, etc.... y todo ello entendido dentro de  una buena práctica de inversión y gestión empresarial.

También entendemos que  la responsabilidad y desarrollo en esta materia no sólo puede recaer en las empresas, siendo fundamental y necesaria la intervención en esta materia de la Administración Pública, regulando y promoviendo actuaciones, normas o  legislación específica, siendo referente en materia de transparencia en la gestión, generadora de empleo, contratación pública responsable, e inversiones igualmente responsables

El actual es un momento para abrir paso a la innovación, la cooperación y la colaboración que traiga consigo nuevas oportunidades, nuevos principios, nuevos enfoques y mayor compromiso por parte de todos/as bajo el abrigo de las RSE.

 




Intranet · Login · Webmaster